Skip to content


Transformación de condiciones ambientales en el litoral de Magdalena, por Marcel Achkar

“SEGUIMIENTO DEL IMPACTO DEL DERRAME DE PETROLEO

PROPIEDAD DE LA EMPRESA SHELL EN LA VEGETACIÓN DE LA FAJA COSTERA DE MAGDALENA A PARTIR DE TRABAJO DE CAMPO Y UTILIZACION DE SENSORES REMOTOS Y SIG”

Dr.Marcel Achkar*

Iniciativa GIS/RIZOMA2

 

 

MAGDALENA

15/01/99 – 15/01/09

 

Informe Ala Plástica

El informe en su totalidad puede apreciarse en la web http://www.alaplastica.org.ar/pdf4.jpg 

 Metodología:

Para evaluar los  cambios territoriales ocurridos por el proceso de  derrame  se utilizarán  técnicas  de  teledetección  asociadas  a  Sistemas  de  Información  Geográfica  (SIG)  que  constituyen una  de las principales herramientas para resolver estos  problemas (Kontoes et  al.,  1993;  Price  et  al.,  1992;  Lauver  et  al.,  1993).  La  utilización  de  SIG  y  la  teledetección  consiste  en  unir  dos  tecnologías  que  componen  un  sistema  sinérgico, particularmente bien adaptado para los estudios del comportamiento de la vegetación.

La   metodología   de   trabajo   que   se   utilizó   para   la   definición   y   delimitación   del comportamiento de la vegetación (Anno et al., 2003; Achkar et al., 2004) y se organizó en 5 pasos:

1.   Delimitación  de  las  áreas  de  de  impacto  del  derrame,  en  base  a  los  trabajos  de  Ala Plástica.

2.   Construir   una   base   de   datos   georreferenciados   a   través   de   un   SIG,   con  información  satelital,  se  obtuvieron  imágenes  landsat  224-084  de  los  años  1997, 1999, 2000, 2001, 2003, 2005, 2007 y 2008.

3.   Elaborar el NDVI para la zona de trabajo a partir de las 8 imágenes disponibles.

4.   Evaluar  el  comportamiento  espacial  de  la  vegetación  en  el  transcurso  de  los  10 años.

5.   Realizar una síntesis de la información resultante.

 

Lo realmente interesante son las conclusiones a las que arriba el informe que son las siguientes:

Posteriormente a 1999, como efecto del impacto del derrame se observa que el sistema

se aparta de su situación de estabilidad, con diferentes intensidades según las zonas. Es posible identificar que:

a)   Durante  el  periodo  1999  a  2003  se  identifican  las  mayores  alteraciones  del sistema apartándose de cualquier nivel de estabilidad, situación que se repite en las tres zonas y en el área total.

b)   la estabilidad de la faja litoral activa con las unidades 1, 2 y 3 que presentaban previo  a  1999  una  importante  estabilidad,  sufren  una  serie  de  alteraciones,  y evolucionan   hacia   un   nuevo   punto   de   equilibrio   a   partir   del   año   2005, caracterizado por la disminución de su importancia.

c)   En la zona 1 se identifica rápidamente un severo impacto sobre las unidades 1, 2 y  3,  situación  que  se  revierte  a  partir  del  año  2001  donde  las  unidades  4  y  5  presentan   importantes   niveles   de   alteración,   luego   de   comportarse   como especies oportunistas frente al impacto para aumentar su importancia.

d)   A  partir  del  año  2004  se  identifica  una  nueva  situación  caracterizada  por  la disminución  de  la  importancia  de  las  unidades  1,  2  y  3  y  el  aumento  de  las unidades  arbustivas,  matorrales  y  arbóreas,  que  encuentran  mejores  condiciones para su desarrollo frente a la situación de impacto severo.

e)   La zona de mayor uso por manejo cultural es la unidad 1 que prácticamente desaparece luego del derrame, siendo esto lo más significativo de los resultados.

 

Conclusiones:

 Los  resultados  permiten  evidenciar  una  transformación  de  las  condiciones  ambientales en una zona del litoral.

El  nivel  de  la  transformación  producto  de  la  magnitud  del  impacto,  en  este  periodo  de 10  años  aparentemente  conduce  hacia  un  nuevo  nivel  de  equilibrio  dominado  por  la presencia  de  especies  arbustivas  y  arbóreas  en  detrimento  de  las  especies  de  juncales, césped ribereño, espadañales.

La erosión y el comportamiento de la primera línea de costa, principalmente la barrera

de  juncal  es  la  más  alterada  por  el  derrame.  Esta  primera  línea  de  costa  tiende  a desaparecer en la nueva situación.

Esta  situación  que  es  especialmente  grave  en  las  zonas  2  y  1,  se  repite  también  en  la zona 3.

Los  resultados  encontrados  con  este  monitoreo,  conducen  a  la  formulación  de  las siguientes hipótesis:

 a) la magnitud del impacto fue suficientemente severa como para alterar el ecosistema  y  conducirlo  a  una  nueva  situación  de  equilibrio  y  en  esta  situación  tendera  a  la estabilidad,  con  el  predominio  de  especies  arbustivas  y  arbóreas  y  la  reducción  de  un área litoral de ecosistemas de juncales y césped ribereño.

b)  los  efectos  del  impacto  son  de  larga  duración,  por  tanto  el  sistema  aún  presenta variaciones de distinta intensidad.

c) Por el  nivel del impacto, alteración y modificación de la vegetación, deber existir un  impacto asociado en la fauna fundamentalmente por cambios en el hábitat, independientemente del impacto directo del derrame, suponiendo que las poblaciones pudieran recomponerse es pensable que hay una modificación de las poblaciones según las variaciones de los hábitat en el área.

 Definitivamente la alteración del sistema debido a la magnitud del impacto no ha podido ser revertida en un periodo de 10 años. Por tanto, es necesario profundizar los trabajos de campo para poder evaluar hacia donde evoluciona el ecosistema costero e identificar posibles acciones para minimizar las alteraciones no deseables.

 

En base a estos resultados preliminares se va a continuar investigando sobre los cambios en la vegetación de la zona.

 Necesariamente se deben realizar  actividades de manejo del sistema para tender hacia una situación similar a la anterior al derrame.

 Las  actividades  culturales  de  manejo  y  por  tanto  las  actividades  productivas  de  los habitantes de la zona, se han visto alteradas en este periodo y fundamentalmente en el mediano   plazo,   resulta   necesario   entonces   un   programa   de   manejo   ambiental   del territorio   que   se   construya   en   forma   participativa   y   con   la   información   científica relevante para orientar adecuadamente el proceso.

 

 

 

Share on Facebook

Posted in (3) Novedades/News. Tagged with , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .

0 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

Some HTML is OK

(required)

(required, but never shared)

or, reply to this post via trackback.