Skip to content


La Justicia insiste en que Shell deberá pagar por un derrame

Le rechazó el pedido de nulidad al fallo que la condena a limpiar la costa bonaerense de Magdalena por un derrame de crudo ocurrido en 1999.

La Justicia Federal platense insiste en que la empresa Shell debe reparar los daños ambientales ocasionados por un derrame de petróleo ocurrido hace tres años en las costas de Magdalena. El juez Julio César Miralles rechazó un pedido de nulidad del fallo que condenó a la compañía a realizar trabajos de recomposición del medio ambiente por un valor calculado en 35 millones de dólares.

La decisión judicial no es de aplicación inmediata. Shell ya presentó una apelación ante la Cámara Federal de La Plata, pero hasta ahora no se conocen los argumentos, según dijeron fuentes judiciales.

El dictamen representa un capítulo más de la pelea judicial entre la municipalidad de Magdalena y la firma de capitales holandeses, derivada del desastre ecológico que ocasionó el choque de dos buques en el Río de la Plata, el 15 de enero de 1999. Ese día caluroso, a media tarde, el carguero Sea Paraná, de bandera alemana, embistió al barco Estrella Pampeana de la Shell en el kilómetro 93 del canal de acceso al puerto La Plata. El choque de las embarcaciones, de 200 metros de largo cada una, no provocó lesiones a los 30 tripulantes, según el informe de la Prefectura.

El impacto no fue advertido por ninguno de los 10 mil habitantes de esa localidad ubicada a 40 kilómetros al sur de la capital provincial. Pero las consecuencias llegaron enseguida: casi 5.300 metros cúbicos de hidrocarburo formaron una inmensa mancha negra de 10 kilómetros de largo por 50 metros de ancho sobre el río marrón.

Apenas dos días tardó la marea oscura en tocar las playas de Magdalena. El petróleo avanzó por la ribera, sus lenguas tiñeron los bañados y empalidecieron 30 kilómetros de costas sobre el distrito. El crudo liviano también se filtró por canales y arroyos hacia tierra adentro y afectó la flora de la región.

A partir de ese momento, se terminó la temporada para casi 500 habitantes de Magdalena que habían preparado locales gastronómicos, cámpings y balnearios para recibir turistas y pescadores.

Los responsables de la petrolera Shell iniciaron un espectacular procedimiento de emergencia para extraer el crudo que flotaba sobre el agua y se había estancado en la arena. Contrataron a 200 operarios que llegaron con sus equipos amarillos, comenzaron a trabajar máquinas especiales y lograron levantar 1.500 metros cúbicos en un mes de trabajo.

“Las playas están limpias y la zona afectada es mínima. Este sector se recuperará gradualmente y de manera natural”, escribieron los técnicos de Shell en un informe que elevaron a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia de Buenos Aires.

El diagnóstico no coincidió con las evaluaciones que hacían los pobladores y las autoridades municipales. Entonces la polémica se trasladó a los Tribunales.

Por un lado, Shell mantiene un litigio con la empresa naviera alemana para determinar la responsabilidad en el accidente. Y en la Justicia Federal platense se iniciaron procesos civiles millonarios por daños y perjuicios. Quienes se presentaron como dañados y perjudicados son comerciantes de Magdalena y la municipalidad de ese distrito.

El 22 de noviembre pasado, el juez Miralles dictó una sentencia a favor de la comuna. Condenó a la compañía a retirar los restos de hidrocarburo y a reparar el medio ambiente. “Shell C.A.P.S.A. no ha dado cabal cumplimiento de las obligaciones legales a su cargo que se demandan. Esa omisión ha sido fruto de una decisión voluntaria de Shell no imputable a tercero alguno, por lo que no cabe exonerarla de las responsabilidades que son su consecuencia”, dice el fallo del juez platense.

Los abogados de Shell pidieron la nulidad de esta sentencia por considerar que “las costas están recuperadas y, por lo tanto, el reclamo de realizar obras resulta improcedente”. Los abogados también cuestionaron los montos que estableció la Justicia para valuar las obras, porque debían estimarse en pesos y no en dólares. Y por último, Shell argumentó que no puede ser condenada porque aún no está determinado quién fue el causante del accidente.

Ayer se conoció la respuesta de Miralles: “Los responsables son los dueños o guardianes del hidrocarburo. El dueño o guardián de un residuo peligroso no se exime de responsabilidad por demostrar la culpa de un tercero”. Así, el juez volvió a derrumbar los argumentos que presentó la empresa para evitar hacerse cargo de los daños ambientales.

El abogado de la municipalidad, Gastón Mesel, dijo a Clarín que “Shell intenta dilatar los procedimientos judiciales para no pagar las consecuencias del desastre”. En los Tribunales dijeron que ya se presentó un recurso en la Cámara de Apelaciones platense.

Los pobladores de Magdalena intentaron hasta gestiones con la realeza, para tratar de resolver el conflicto. El 3 de diciembre, aprovecharon una fugaz visita de la princesa de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta, para enviarle por su intermedio un mensaje a la Shell: reclamaban que la petrolera acepte la condena judicial sin apelaciones.

A tres años del mayor desastre ecológico del Río de la Plata, los vecinos de Magdalena intentan superar las consecuencias del derrame. Hasta 1999, a las costas de esa comuna llegaban 7.000 turistas por fin de semana, que dejaban en la economía local 200 mil pesos por verano. A cuatro días de la inauguración de la temporada 2002-2003, el intendente Juan Sibetti, explicó que tuvieron que habilitar parcialmente los balnearios porque aún quedan vestigios de crudo en la arena de Magdalena. De los 3.000 metros de extensión total de superficie habilitada como balneario, la mitad está vedada al ingreso del público.

En los accesos Playita Nueva y Atalaya los carteles advierten a los paseantes: “Sr. turista, usted está entrando en una zona declarada de desastre ambiental y ecológico”. Casi una invitación a huir del lugar.

Fabián Debesa y Mónica Galmarini. LA PLATA AGENCIA

Share on Facebook

Posted in (3) Novedades/News. Tagged with , , , , , , , , , , , , .

0 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

Some HTML is OK

(required)

(required, but never shared)

or, reply to this post via trackback.