Skip to content


Comentario del Dr. Esain al Fallo de la Corte sobre competencia ambiental

http://www.jose-esain.com.ar

La Corte resuelve la competencia en el caso Magdalena 
 
jueves, 24 de mayo de 2007
Otra demora en el caso por el derrame en Magdalena: la Corte ordena la remisión de la causa por el daño ambiental a la justicia federal capitalina.
 
Nuevas noticias respecto al derrame de hidrocarburos que protagonizara en las costas de Magdalena la empresa SHELL CAPSA. Luego de idas y venidas, y de muy poca remediación del daño del ambiente sobre ese ecosistema, la Corte ha declarado competente para seguir el trámite de la causa al Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil y Comercial Federal n° 3 que era el que tramitaba el conflicto por el abordaje. Recordemos que ya había habido una sentencia de un juez de La Plata que ordenó la remediación del ambiente del lugar, la que desde 2002 no se puede ejecutar por los kafkianos periplos que viene recorriendo el expediente.
Buenos Aires. Con fecha 3 de mayo de 2007 la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha revocado la resolución de la Cámara Federal de La Plata que podía imponer la recomposición del ambiente del lugar a la empresa demandada.
Recordemos que el caso se desdobla en dos partes principales: por un lado la responsabilidad por el abordaje, un juicio derivado del derecho de la navegación donde se trata de determinar quién ha sido el culpable de los daños producidos por ese evento, y por el otro el proceso ambiental. Nos referimos a la demanda que promovió la Municipalidad de Magdalena – radicada ante la justicia Federal de La Plata- contra Shell C.A.P.S.A. con el objeto de que disponga adecuadamente de los residuos resultantes de un derrame de hidrocarburos de propiedad o guarda de la demandada producido por un abordaje entre el buque Estrella Pampeana también de propiedad de Shell C.A.P.S.A. y el buque “Sea Parana” -hoy “Primus”-.
Del Dictámen del Procurador se pueden reseñar los antecedentes del caso. La cuestión concreta es que en su momento la Corte ya había resuelto que era competente la justicia federal capitalina incluso en los expedientes ambientales, por imperio del fuero de atracción reglado en materia de navegación. Pero estos procesos de abordaje demoran demasiado tiempo, y el problema del daño ambiental derivado del derrame exige resoluciones más expeditivas por imperio de los principios ambientales de prevención y precaución.
Durante la tramitación del recurso de hecho que motivó la resolución mencionada en el párrafo anterior, el señor Juez a cargo del Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 4 de La Plata continuo el trámite de las presentes actuaciones en un expediente duplicado, dictando sentencia el día 14 de Noviembre de 2002 en la que hizo lugar a la demanda y – entre otras cuestiones – condenó a Shell C.A.P.S.A. a disponer adecuadamente sus residuos de hidrocarburos abandonados en las costas, sedimentos y ecosistemas de la localidad de Magdalena conforme el régimen de la Ley Nº 11.720 de residuos especiales.
La Cámara Federal de La Plata al estudiar este nuevo expediente reinterpretó el caso y se declaró competente porque concretamente alegó que al momento de la sentencia anterior de la Corte no se había dictado la ley 25675 general del ambiente. Alegaba que con las nuevas reglas que traía dicho cuerpo legal la resolución de la Corte quedaba desactualizada, y por ello entendría que era la justicia del lugar la que debía entender en el caso.
Esta resolución de la justicia federal platense es la que motivó la presente resolución en la que el Alto Tribunal de la Nación por mayoría (con la disidencia del Ministro Maqueda), resolvió refrendar su anterior criterio y enviar todo lo relacionado con el daño ambiental a la justicia que entiende en el juicio de abordaje. Esto anula la sentencia que se diera en su momento ordenando la recomposición del ambiente mediante la quita de los residuos especiales del lugar.
 
La Corte por mayoría decide nuevamente que la justicia competente es la capitalina, reafirmando el mecanismo del fuero de atracción. Destacamos la disidencia del Ministro Maqueda que tiene como antecedente otra disidencia muy trascendente para esta disciplina, en el caso Asociación de Superficiarios de la Patagonia c/ Y.P.F. S.A. y otros s/ daño ambiental (daños colectivos ambientales del 29-08-2006 junto al Ministro Zafaronni en esa oportunidad.  Hoy el Ministro nuevamente en un loable, enjundioso, e impecable voto exibe una muy pulcra aplicación del derecho ambiental, desde las reglas más hermenéuticas propias de la disciplina y haciendo plenamente operativas las normas que rigen la materia.
Pero no sólo esto que se trasluce del texto en que Maqueda interviene, sino además el foco de luz que aportas sobre contenidos procesales clásicos que hoy deben leerse desde las nuevas reglas ambientales: concretamente la ley 25675. Así, en la misma línea que en AGSUPA Maqueda expresa que deben leerser las reglas clásicas desde el prisma del derecho ambental que servirá para interpretar el resto de las normas e institutos decimonínicos, pensadas para procesos individuales. Saludamos esta intervención, y recibimos con preocupación al voto de mayoría del Alto Tribunal que sigue dándonos luces y sombras en la materia.

Share on Facebook

Posted in (3) Novedades/News. Tagged with , , , , , .

0 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

Some HTML is OK

(required)

(required, but never shared)

or, reply to this post via trackback.